Salir en un video así no tiene precio... Cavall d´Acer 2017

viernes, 18 de septiembre de 2015

Brancale- BH Sports: historia de un casco

Cuando a uno se le van los ojos hacia algo, no es por que sí... ese casco y yo teníamos una bonita historia... así que después de repasar diapositivas supe por qué!!!
Gracias a ANTIQUE CICLES ese casco... es mioooo, mi teeesoooroooo!!!!

Ese casco me transporta a mi primera excursión "solo" camino de Berga y el Pedraforca del año, estimo, 1991, cuando empezé a dar pedales en un club, el VELO CLUB, y con la misma bicileta, no tenía otra, hacia las salidas del domingo y/o excursiones ... ponerle el trasnportin y cambiar el chip mental... ni coronas, ni neumáticos... calculo que esto sería por la semana santa y fuí encontrandome con amigos por el camino. A tenor de la bicicleta, todavía no llevaba alforjas, ataba la tienda y el saco al transportin... No se si llevaría alguna mochila pequeña para la poca ropa, es posible.

El casco lo fabricaba BH Sports pero la funda ponía Brancale... estaba homologado por la Real Federación de Ciclismo pero como veis era un trozo de porespán básico y me acuerdo que me lo cargué en una caida con btt al año siguiente por Collserola al caer de lado. Se partió y no me dí cuenta de que lo llevaba hasta que me llevé las manos a la cabeza... el dolor era tal que creía que no lo llevaba puesto!!!!

A principio de los 90´el cacso no era obligatorio y se utilizaba sobretodo en contrareloj tras la increible victoria de Lemon sobre Fignon en el Tour de Francia de 1989... cuando todavía no estaba legalizado, ni el manillar de traitlón que incomprensiblemente, se lamentaba Fignon años después, no entendió como le pudieron "robar" a un francés un Tour por 8 segundos con complementos no homolgados...
Bugno fué uno de los primeros en incorporar el casco en las etapas en linea cuando ganó de principio a fin el Giro de 1990 y a partir de 1991 ya, en la era Indurain, el casco se hizo imprescindible excepto en las cronoescaladas, mas por una cuestión aerodinámica que por seguridad.

 Mi semana santa de aquel año fué espectacular, me iría un jueves solo camino de Berga, cuando no había autovía y se podía circular en bicicleta con la casa a cuestas e hice noche en Barga... acampé muy cerca de la población al anochecer para que no me dijeran nada...

 Al día siguiente me fuí hacia Guardiola de Bergueda y me adentré por la población de Bagà hacia lo que sería el Coll de Escriga camino de Gisclareny... y continuar por el Coll de la Bena!!! Con pendientes bastante terribles para una bicicleta con 39 dientes de plato y quizás un 26 atrás!!!
Mucha parte a pata que con la carga y la pendiente se hacía duro incluso caminando!!!
Además había barro, piedras y poco a poco desapareció por completo el asfalto, Íba a la aventura pero lo peor fué, por inexperiencia, que me adentré en la pista sin llevar comida... y si o si tenía que llegar a Saldes como fuera, antes de que anocheciera o no cenaría aquella noche.
La bajada hacia Saldes era impracticable, no pinché, alguien me preguntó por allí con su BTT de la época que si no pinchaba... y dentro de mí pensaba: ¿no querrás que pinche no?
Ahí descubrí el Off Road puro y duro y he de decir que pese al esfuerzo, la soledad, la tarde que se iba haciendo fresca y la amenza de lluvia, me sentí bien, pletórico, nunca había pasado una noche fuera de casa y todo ello me llevaba en una nube de aventura y satisfacción.
Por suerte no tuve que llegar a Saldes pues encontré de milagro, antes de anochecer a unos amigos acampados... cuando me vieron bajar de las montañas con aquella bici y aquel aspecto se apiadaron de mí y me dieron de cenar. Hacía bastante fresquito aquella noche en la falda del Pedraforca.

 Al día siguiente, supongo que sábado había quedado con mi grupo de alforjas en Gironella a media tarde y como tenía tiempo de sobra me di el gusto de almorzar en el mirador del Pedraforca, hacía un dia espectacular y casi todo era bajada ya. A media tarde los encontré en el lugar pactado. Todo iba saliendo según lo previsto y estaba experimentando toda la intensidad de ir a mi bola, sin horarios ni prisas.
Cicloturismo de alforjas al 100%

Acampamos aquella noche cerca de Prats del Lluçanès, una comarca que visitaráimos mucho porque para hacer cicloturismo era muy traqnuila, hicimos noche cerca de Vic y el amigo Liroy y yo nos chupamos los 75kms que había hasta Barcelona mientras Carmen, Jordi y Toño cogían el tren.
350 kms en esa semana santa... a partir de 1992 ya cada semana santa salíamos en bici, un stage cerca de Camprodón con el Paco, Dani Rodriguez, Mariano, Carlos Yagüe... Valter 2000, Tosa, la Molina, Port del Compte... en 1993 fuímos de Leon, pasando por Asturias con los Lagos, Fito, Cabrales y llegamos a Santander en bici... en ese mismo año, ya si con alforjas aunque me duraron poco, 1991 fuimos al Tour de Francia partiendo de Puigcerdà pasando por Bonaigua, Portillon, Peyresurde, Aspen, Tourmalet... hasta Donosti, en 1992 de la frontera italiana, Sestrieres hasta Camprodón a ver el Tour de Francia... sin duda, aquella excursión me marcó una dirección muy concreta, la libertad de la bicicleta, las alforjas y vagar por el mundo en tus vacaciones
¿Cómo no me iba a traer ese casco tan buen rollo al verlo de nuevo?

TOUR de FLANDES CYCLO 2015

TOUR de FLANDES CYCLO 2015
A 3 grados bajo la lluvia...